La Puerta de Tannhäuser

Este fin de semana presentamos la Guía en la Puerta de Tannhäuser (Plasencia). Nos encanta esta librería, en ella irremediablemente pierdes la noción del tiempo y es imposible no dejarse envolver por una atmósfera muy especial. En la Puerta, los libros parecen esperar ser descubiertos de una forma mágica y sientes que han sido elegidos uno a uno para ti. Por algo esta librería  ha sido premiada en varias ocasiones, entre otros,  con el Premio Nacional al Fomento de la Lectura.

Gracias a Cristina y Álvaro, los libreros replicantes, fue posible esta presentación que nos sorprendió por muchas razones y donde nos sentimos tan a gusto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si quieres conocer mejor la librería aquí tienes el enlace, http://puertadetannhauser.es/

 

 

La Guía en PANTA RHEI, Madrid

El  28 de septiembre, a las 19h. encuentro-coloquio con los autores de la Guía.

Esta vez en el barrio de Chueca, en PANTA RHEI, librería especializada y dedicada a las artes visuales por excelencia de Madrid, donde la  Guía de Aves del Jardín de las delicias comparte ya estantes con libros de arte, diseño gráfico, cómic, fotografía, ilustración, publicidad…

Librería PANTA RHEI, calle Hernán Cortes, 7, Madrid
La guía de aves del jardín de las delicias en Panta Rhei

 

 

 

 

El taller Mil Periplos

A veces, siguiendo el vuelo de las Aves del Bosco nos topamos con sitios y cosas asombrosas como este taller artesanal de encuadernación, dónde se crean cuadernos, libros, agendas, álbumes y un montón de maravillas más, todas hechas con máquinas, herramientas y formas de hacer antiguas, rescatadas del óxido y el olvido.

Pura creatividad y belleza, en Málaga, entre papeles, cordones, chiflas y maderas. Se llama Mil Periplos. Orgullosos y admirados al ver dónde han llegado las aves del Bosco y agradecidos por como han acogido su revoloteo.

Hoy se incorpora a nuestra sección de librería un título muy esperado: Guía de aves del Jardín de las Delicias, del ilustrador Manuel García y la historiadora del arte Pepa Corbacho. En este libro, realizan un recorrido para dibujar, describir y catalogar la loca fauna que El Bosco imaginó en su obra cumbre. Un meticuloso repaso, siempre desde la pasión que los autores sienten por la naturaleza y el arte, a la colección de más de cien especies de pájaros incluidos en el tríptico.
(Fotografías originales y propiedad de Mil Periplos).

 

 

 

 

El misterioso pasillo de la Infanta

Por Pepa Corbacho y Manuel García.

Según la tradición, El Jardín de las Delicias del Bosco estuvo en los aposentos de Felipe II durante los últimos días de su vida. Numerosas fuentes dan por hecho que el monarca, profundo admirador del pintor, hizo que colocasen el tríptico frente al lecho en el que estaba postrado para facilitarle el trance místico de sus horas postreras. Ello pondría el acento en el carácter piadoso y religioso del cuadro, que a ojos del rey y de todos aquellos quienes contemplasen la obra, debía de ser indiscutible. Ese carácter piadoso que se le otorga al cuadro es el que podemos desmontar y ver El Jardín de otra manera, apoyados por la investigación y nuestra propia interpretación.

A veces, la investigación sobre el terreno de hechos validados a lo largo del tiempo, regala hallazgos sorprendentes. Como el que nos encontramos cuando, durante el proceso de documentación de la Guía de Aves del Jardín de las Delicias, indagábamos los pasos del cuadro a lo largo de los siglos. Hace unos meses visitando los aposentos del Escorial en los que el Habsburgo aficionado al Bosco pasó sus últimos momentos, nos percatamos de algo que, a pesar de ser sorprendentemente obvio, parecía haber pasado desapercibido a demasiada gente durante mucho tiempo. No eran necesarios sesudos estudios científicos para llegar a la conclusión de que el Jardín de las Delicias del Bosco no pudo estar desplegado en aquella pequeña estancia, sencillamente porque… no hubiese cabido. En efecto, la pequeña habitación donde el rey falleció no posee en ninguna de sus paredes espacio suficiente para albergar un cuadro de 389 x 220 cms (ni siquiera cerrado, con 195 x 220 cms).  Consultando los planos originales del Escorial, descartamos la posibilidad de que la estancia hubiese sufrido reformas posteriores que hubiesen modificado sus proporciones. Ante esta situación insólita surge la fascinante cuestión acerca del lugar exacto del Escorial en el que estuvo el cuadro desde su llegada a España  en el siglo XVI hasta su traslado al Prado, en 1933.

plano-stancias-felipe-ii limpia - copia
Plano histórico
Plano  del Escorial.

La emocionante búsqueda de pistas nos llevaría a los Libros de Entregas de Felipe II, que actualmente se encuentran en el Archivo General del Palacio Real, en los que José de Sigüenza anotó los registros de cada una de las obras de arte que llegaban desde todas las partes del reino. Y no sólo anotaba su descripción, sino también el lugar del palacio al que cada obra se destinaba. Concretamente, el cuadro que nos ocupa aparece registrado en 1593 como «tabla al olio, con dos puertas, de la bariedad (sic) del mundo, cifrada con diversos disparates de Hierónimo Bosco, que llaman Del Madroño» y anota que fue destinado  a la Galería de la Infanta. El jerónimo se refería a la dependencia de Isabel Clara Eugenia, hija del rey que vivió con él en el Escorial hasta la muerte de este.

Páginas  Libro de Entregas de Fray José de Sigüenza,  valioso inventario donde se registra la entrada y la situación del cuadro del Bosco en el Escorial.

En un principio no podíamos localizar la Galería de la Infanta pues, actualmente, ninguna estancia, aposento, pasillo o corredor es denominado por tal nombre en el Escorial. Pero una vez más los antiguos documentos nos volverían a guiar, en este caso una fotografía en una vieja postal  salida a finales del siglo XIX del laboratorio madrileño de los fotógrafos suizos Hauser y Menet. Bajo la fotografía se podía leer Galería de los aposentos de la infanta. Palacio de Felipe II. Sólo quedaba comprobar si tal Galería seguía existiendo tal cual, intentar visitarla y procurar imaginarnos el cuadro del Bosco expuesto en ella (tal y como no pudimos hacer en los aposentos de Felipe II). Tras desobedecer y esquivar a los sufridos vigilantes, incumpliendo las normas del recorrido, localizamos  el pasillo que conducía a los aposentos de la hija del rey y que coincidía milimétricamente con la fotografía de la antigua postal. Efectivamente, este pasillo poseía todos los ingredientes para ser el lugar que buscábamos: y al que se refería la entrada de José de Sigüenza, una espaciosa pared donde hubiese cabido sobradamente el tríptico, bien iluminada con luz natural y perteneciente a la red de pasillos privados de la familia real.

 

La Galería o pasillo de la Infanta, a finales del siglo XIX y en 2018

 

Plano señalando las distintas estancias y  localizando el pasillo de la infanta

 

Todo indica que este discreto y olvidado pasillo, en una época solo transitado por reyes, princesas y personas de mucha confianza – para el servicio y la plebe existían otros pasillos- ,  es  el que albergó durante tres siglos y medio una de las obras pictóricas más emblemáticas de la historia y que hoy es contemplada cada día por miles de asombrados visitantes de todo el mundo.

 

La Guía en la librería del Prado

En la librería del Museo del Prado ya se encuentra La Guía de Aves del Jardín de las Delicias. Nunca este libro estuvo tan cerquita del cuadro que lo inspiró ni tan bien acompañado de otros libros de arte.

Otras librerías emblemáticas de la Milla de los Museos de Madrid, donde se encuentra el libro son la tienda del  Real Jardín Botánico, la librería del Caixa Forum,  en la Casa del Libro de la Gran Vía y, por supuesto, en Megaterio, la librería amiga del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Librería de Museo del Prado

 

La Guía en RNE 5

El programa Reserva Natural de RNE Radio5 tuvo a la Guía de aves del Jardín de las Delicias como invitada. Pepa Corbacho y Manuel García conversaron con Josefina Maestre de cómo el libro puede compararse a una fantasiosa y sui generis guía de naturaleza. También repasaron el censo de aves, recordaron la génesis del proyecto y leyeron las descripciones de algunas de sus aves favoritas.

Podcast  Aquí.

IMG-20180627-WA0001

Revista Qué Leer Especial verano

Revista Qué leer, especial verano julio-agosto 2018

“Los amantes del arte tienen que correr a hacerse con la guía” (Raquel Moraleja) . La revista “Qué leer” en su número especial del verano, recomienda la Guía de aves del Jardín de las delicias dentro de su selección de libros ilustrados para leer este verano. Presenta en  el artículo dos de las aves del cuadro del Bosco, catalogadas en la Guía. También hace referencia al desplegable con las coordenadas para poder localizar las aves.

En el artículo de la revista, el Gran Turnio; pájaro gótico, con curioso aspecto maculado al que los antiguos le atribuían la capacidad, entre otras, de  absorber los sueños gratos, y  el Abubón, híbrido legendario con cuerpo humano y cabeza de ave que aparece cuando alguien se desorienta en la noche… Ya sabéis si queréis saber más, a correr a por la guía.

Revista “Qué leer” Especial verano 2018

 

Presentación en la librería Atenea (Zafra)

Viernes 22 de junio de 2018, tarde inolvidable en la librería Atenea de Zafra (Badajoz), rodeado de pájaros y de amigos. Muchas gracias Fernando por la presentación del libro, que reproducimos completa en esta entrada y la lectura tan emotiva del “Cuento de un roble”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Presentación completa de Fernando Clemente  Morales

En todos los libros del mágico Álvaro Cunqueiro (hasta en los gastronómicos como en los de botica), una vez acabada la historia relatada, en las últimas páginas, nuestro admirado autor gallego finiquita la obra siempre con una lista explicativa de todos los nombres de los personajes que pueblan el relato –ya sean esos personajes hombres, animales domésticos, bestias mitológicas, titanes, mágicos lugares o garañones que hablan-. El llamado Índice Onomástico de Cunqueiro es todo un derroche generoso de fino humor, excelsa literatura y sabiduría, pero sabiduría de la de fuego lento, de la honda, no de las urgencias del wikipedia… Para muestra dos botones: Las mocedades de Ulises.

(pag.221) TARENTO – TEMADES.

Pues, a mi parecer, la obra que hoy presentamos en la Librería Atenea de Zafra, esta GUÍA DE AVES DEL JARDÍN DE LAS DELICIAS de Manolo García (y Pepa Corbacho), es un gozoso Índice Onomástico tan bien ilustrado como escrito al más puro estilo, de forma y de fondo, cunqueiriano… Este libro es también un Santoral, un Santoral de aves hermosas, pájaros varios y pajarracos maléficos, que da cuenta de ese relato pictórico y universal que es El Jardín de las Delicias de El Bosco. Jardín que es como un río caudaloso que surca, sobre madera de viejo roble, las tres orillas de la condición humana: la paradisíaca, la terrenal y la demoníaca.

(¡Cuánto celebro, amigo Manolo, que acudas con tu pincel y con tu pluma a las portentosas imágenes de los eternos maestros de la pintura para recrearlas, para mostrarlas a los de tu tiempo, a ver si miramos a donde tenemos que mirar!)

Y son tantos los asuntos que me cautivan de esta originalísima obra que sólo los referiré con cuatro torpes pinceladas para no desbaratarles a ustedes la emoción de descubrirlas por su cuenta y riesgo.

En primer lugar, este libro está en la calle gracias al gesto cómplice y desprendido de unos 200 mecenas que con su parné han querido financiar esta Guía de Aves. Este apoyo a ciegas de todos estos benefactores, y de la editorial Libros.com, al autor, dice mucho de él y de su trayectoria…

(En fin) Otra manera admirable de generar cultura sin llamar a demasiadas puertas ni cargar con favores pretéritos.

También es preciso reseñar el acabado del artefacto, la carcasa, la puesta en escena del libro. El diseño de estas páginas es desahogado, con aire, supongo que está hecho así para que favorezca el aleteo caprichoso de nuestra imaginación.

Los dibujos de Manolo García son los dibujos de un amanuense que, desde que yo lo conozco, tiene un pacto secreto con la naturaleza. Un pacto preciosista y minucioso que le permite enseñarnos a los demás lo que no sabemos ver. De ahí ese dominio, esa autoridad sibilina que atesora sobre los trazos, las texturas, las formas y los colores de cualquier bicho viviente o imaginario. Y prueba de ello, una vez más, es el trabajo pictórico de esta obra compleja y abultada… La única manera de enfrentarse a este catedralicio Jardín de las Delicias de Hieronymus Bosch es con la mirada paciente y escrupulosa de un orfebre. Y el resultado entonces es un trabajo pulido como una piedra preciosa y detallista hasta el sabor…

A uno, después de contemplar las ilustraciones de esta obra durante unos días, le viene de una manera tan real como fantasmagórica la secuencia de la imagen coral de todas estas aves emprendiendo el vuelo en bandada desde El Jardín de El Bosco hasta que se posan en las páginas de este libro; como si este libro fuera una especie de Arca de Noé, un refugio, una recacha en donde todos estos animales quieran salvarse del olvido, en donde todas estas aves quieran protegerse del tsunami devastador de la ramplonería de nuestro tiempo…

Y llegamos ya al otro componente de este trabajo libresco que, quizá sea, el que más interesa: el de la PALABRA.

Esta Guía de Aves del Jardín de las Delicias está sustentada y construida sobre el sólido conocimiento de la ornitología, la mitología, las tradiciones y leyendas seculares, y el amor por las veteranas palabras…

(Ralea, salfumán, besana, bueyera, librea, pescuezo, bestiario, pelargo, galloperca, chotacabras…)

Este librote está escrito con el propósito de darnos a conocer una obra maestra de la historia del arte, sí, por si acaso no hemos reparado en ella alguna vez,… y también está escrito -con sabiduría, humor y lirismo-, para recrearnos con la palabra atinada un mundo perdido, una naturaleza hermosa y demoníaca habitada por seres tan antagónicos como necesarios, que Manolo García quiere rescatarlos y salvarlos también del olvido.

Cada texto de este libro es como un juego de palabras que pone a prueba nuestro entendimiento y nuestra fantasía, sobre todo nuestra fantasía; cada texto es como un breve cuento dirigido a ese niño que llevamos dentro y que se niega a crecer…

(pag.152 – 156 – 160)

Y el libro se cierra pues con eso, con una hermosa fábula titulada Cuento de un roble, que parece haber sido rescatada de las leyendas míticas que duermen el sueño de los justos…

Hace unos años, en la revista Alcaraván, escribí:

Manolo García es un cronista de otros tiempos. Ese rapsoda de leyendas antiguas, ese allanador de herméticos doblaos… Un naturista que sabe de plantas y tradiciones, de rebabas y trochas. Un hermeneuta, un traductor del lenguaje de la raíces de la vieja tierra”.

Hoy digo que Manolo es, en este jardín no tan delicioso que nos ha tocado revolotear, una “rara avis”.

Fernando Clemente

Zafra, 21 de junio de 2018

Presentación en el Museo Nacional de Ciencias Naturales en Madrid

14 de junio de 2018. Puesta de largo de la Guía de Aves del Jardín de las delicias. Tras siete  intensos meses en los que la Guía iba tomando forma y materializándose, por fin llegó el momento. En el Museo Nacional de Ciencias Naturales, con el apoyo de la Sociedad de Amigos del MNCN, rodeado de amigos y con el aforo completo, tuvo lugar un acto inolvidable y emocionante – incluso para los que no nos resulta agradable la exposición o hablar en público y tal-. Impresionados por la acogida del libro y enormemente agradecidos a los que hicieron posible llegar al epicentro de las ciencias naturales de España.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con Josefina Cabarga y Pilar García Gallo del MNCN.
Ver más de SAMCN

El libro en la 5ª Edición MADbird 2018

Los autores Manuel García González y Pepa Corbacho Jiménez en el stand de la Comunidad de Madrid.
"La lluvia respetó ayer el vuelo rasante de las aves de #ElJardíndelasDelicias que sobrevolaron el Paseo del Prado para que sus alas nos acariciaran" Isabel Gonzalez del  Vado (Autora de Eros en Tiermes y Luna en el Alto Tajo"
Presentación en la MADbird 2018 (Fotografía de Isabel González del Vado) “La lluvia respetó ayer el vuelo rasante de las aves de El Jardín de las Delicias que sobrevolaron el Paseo del Prado para que sus alas nos acariciaran” Isabel González del  Vado (Periodista y autora de Eros en Tiermes y Luna en el Alto Tajo”).
Firma de libros y encuentro con mecenas.

Cómo se crea una portada

Detrás de la cubierta de ‘Guía de aves del jardín de las delicias’ por Libros.com

POST DE LIBROS.COM EN MEDIUM

Es una de las preguntas más frecuentes cuando un autor nos contacta para publicar su libro: “¿Cuándo trabajaremos en la portada?”. Este es un paso que damos siempre cuando la campaña de crowdfunding ha finalizado con éxito, nunca antes. Por eso siempre pedimos al autor que se centre en su campaña, en enviar su propuesta lo mejor posible. Ya tendrá tiempo de trabajar con nosotros en la cubierta 😉

Con todo, para todos aquellos que tienen curiosidad en cómo trabajamos las portadas en la editorial, esta entrada puede ser una buena guía rápida; también servirá para visibilizar el trabajo que hay detrás de cada una de las cubiertas que realizamos en Libros.com.

Vamos a ilustrar todo esto con la última sesión de diseño que realizamos para el libro Guía de aves del Jardín de las delicias, que verá la luz en el mes de junio, y que hace un recorrido ilustrado por las más de cien aves -reales e imaginarias- presentes en el cuadro del Bosco El jardín de las delicias.

El pasado miércoles junto a nuestros compañeros de Diseño y Artes Gráficas, Álvaro y Silvia, comenzamos a trabajar en diferentes propuestas para la cubierta del libro de Manolo García y Pepa Corbacho. Después de una tormenta de ideas y de ver diferentes opciones, nos quedamos con cinco bocetos, que son los que puedes ver en la imagen de más arriba.

Con esto claro, era el turno de coger los ordenadores y comenzar a encajar en la cubierta los diferentes elementos de diseño y las magníficas ilustraciones de Manolo — trabajo que realizamos entre jueves y viernes, tras ver cómo quedaban en pantalla y papel — .

Al final no fueron cinco puestas en página sino seis. Os mostramos a continuación cuál fue la opción elegida — a la que aún hay que hacer algunos retoques — y cuáles descartamos tras una última sesión de trabajo con los autores el viernes por la tarde.

Opción elegida. Tanto los autores como al equipo de Diseño de la editorial coincidieron en que era la puesta en página más limpia y que mejor se adapta a esta guía y su interior. Variamos la tipografía y posición del título y nombres de los autores con respecto al diseño habitual que suele haber en nuestros libros y damos protagonismo a una de las aves que aparecerán en ‘Guía de aves del Jardín de las delicias’. En las solapas del libro, miniaturas de todos los pájaros que aparecen en este título. Utilizamos la tipografía Clarendon en redonda y negrita para terminar la propuesta.
“La descartamos, pero esta cubierta sería estupenda para un cuento”. La frase es de Manolo García, uno de los autores del libro que protagoniza esta entrada. Y no podemos estar más de acuerdo. Esta opción fue una de las que más gustó en la editorial. Estos dos pájaros híbridos — mitad ave, mitad humano — daban la sensación de estar reunidos, tramando algo. Aquí variamos la disposición de los elementos y aprovechamos la figura del pájaro híbrido que aparece en la contra para insertar el texto que da información de los autores de este título. De nuevo apostamos por la tipografía Clarendon, dando más protagonismo a la negrita para terminar la propuesta.
Este libro no hubiera sido posible si el cuadro del Jardín de las delicias del Bosco no existiera. Por ello, queríamos que el cuadro estuviera presente de alguna forma. En la imagen superior, puedes ver cómo las letras tienen como fondo parte del cuadro, incluso en el lomo la pintura del Bosco es la protagonista. Terminamos esa propuesta haciendo un efecto espejo en la contra. En la imagen inferior, quisimos añadir en la contra a uno de los pájaros híbridos creados por este genio de la pintura y darle protagonismo — es una de las aves favoritas de la editorial — . Aquí recurrimos a una tipografía Caslon para poner el broche perfecto a la cubierta.
Casi terminamos. En esta opción solapas, contra y portada son en su totalidad para ilustraciones de ave. Toman más protagonismo y dan sensación de enfrentamiento. Esta propuesta gustó mucho entre todos los que la vieron. “Parece rebelión en la granja”, comentó uno de los autores del libro. El color negro rellena la tipografía, de nuevo optamos por la Caslon.
Siempre nos gusta presentar una alternativa diferente a los autores. Esta opción, realizada por nuestra compañera Silvia, sin duda, lo era. Rompía con lo propuesto en las anteriores imágenes y evocaba una guía de aves más tradicional. Aparte de la ilustración de Manolo, que es una maravilla, el fondo elegido por nuestra compañera casaba perfectamente con la imagen del ave.